07 abril 2011

LOCURA NACIONAL...

* FÚTBOL:
Jugando mal, sufriendo, pero con mucha actitud, Nacional se llevó hoy un impresionante triunfo por 2 a 0 ante el Fluminense que lo deja bien perfilado para clasificar a octavos de final.
La gente, que llenó el Centenario, la historia y la camiseta, así como la efectividad del "Morro", fueron las únicas explicaciones para el resultado final.

Dos goles del "Morro" García, la figura de la cancha, le dieron una victoria al tricolor que parecía complicada en lo previo y –sobre todo- en el primer tiempo, cuando el "Flu" sacó a relucir toda su técnica, dejando perdido a Nacional en la cancha.
A puro toque, desborde y velocidad el equipo brasileño salió con todo en el Centenario y de no ser por tres tapadas vitales del "Popi" Muñoz (incluyendo un mano a mano a Souza), bien pudo ponerse arriba.
Con más suerte que argumentos, Nacional logró mantener el cero en su arco en un primer tiempo en el que ni se acercó al arco rival.
Sin cambios en el entretiempo, el complemento pintaba como un calco de la primera parte. Partido en la cancha, el tricolor se limitaba a defenderse, sacando pelotazos para los delanteros que de nada servían.
Pero un cabezazo magistral del "Morro" cambió por completo la historia y le dio la apertura al equipo uruguayo, inesperada para todos.
García sorprendió a todos al ganar por arriba adentro del área tras un centro de Mathías Cabrera, sacando un cabezazo llovido que le pasó por arriba a Ricardo Berna, arquero del "Flu".
Tras el gol, Carrasco recurrió al banco para cerrar el encuentro, dándole ingreso a Carlao (lo colocó de volante) y a Gallardo, que le cambió la cara al equipo.
El propio "Muñeco" minutos después sacó un pase brillante para el "Morro", que con toda la categoría de los goleadores dominó y definió de primera, marcando el 2 a 0.
Como era de esperar, la recta final del encuentro fue toda para el conjunto carioca, que intentó por cielo y tierra descontar, una vez más sin éxito.
En la última fecha le deberá ganar al América en el Centenario para asegurar la clasificación, aunque un empate y una combinación de resultados lo puede dejar en octavos.