23 enero 2011

SON DE 10

*FÚTBOL:
Peñarol le ganó a Nacional 2-1 y se quedó con la Copa Antel Bicentenario. Juan Manuel Olivera abrió la cuenta a los tres minutos del segundo tiempo aprovechando un error de Muñoz, empató Cortelezzi en una jugada polémica y Mier puso el segundo para el aurinegro, que jugó una hora con 10 hombres.

Peñarol se tomó la revancha de la Copa Bimbo, que perdió por penales, y la saboreó con un gustito especial: no sólo ganó en los 90´, como Aguirre dijo "con segunda" que prefería ganar la Copa Antel Bicentenario, sino que lo hizo jugando desde los 28´ con un hombre menos; "a lo Peñarol", según sus hinchas, sobre todo porque impuso "la suya", defendiendo con dos líneas de cuatro y un punta adelante, contragolpeando, y dejando el alma, aunque en esto último no le haya ido en zaga el conjunto contrario.
El trámite del primer tiempo fue singular, si acaso; porque en el marco de un ida y vuelta sin claridad al arrimarse a las áreas, a través del empuje de Corujo, de algunas maniobras personales de Aguiar y algún toque aislado de Pacheco, Peñarol hizo circular mejor la pelota, al menos hasta tres cuartos de cancha, donde la imperfección de Estoyanoff fue la de los últimos meses del año pasado, mientras que esta desvirtuada -pero válida, ¿eh?- versión de equipo "made in JR" que es Nacional, volvió a recurrir a los envíos largos al área rival para que el "Morro" amagara o los dividiera con los defensores rivales.
Sin embargo, Peñarol no llegó nunca con peligro hasta el arco de Muñoz y Nacional, en cambio, protagonizó varias situaciones de riesgo en las proximidades de la valla contraria, y hasta fabricó jugadas individuales como la que hizo que los aurinegros debieran jugar con un hombre menos los 17´ finales de la primera parte.
En el complemento, como era previsible, Carrasco se fue jugando con los cambios, Peñarol entró a abroquelarse y, más allá del gol a gol en el que se enfrascaron con el cabezazo de Olivera, la anotación válida -aunque en la jugada previa Cauteruccio forzó el corner en posición adelantada- de Cortelezzi y el "jugadón" de Mier, a los que hubo que sumar en materia de intensidad el penal no cobrado por mano de Alejandro González, el trámite se hizo repetido y, a favor de Peñarol, poco menos que "cantado": Nacional manejó las pelota, atacó, buscó por todos lados, pero centralizando siempre la llegada.
Así, entonces, Peñarol se dio el gusto. "Se papó" la Copa Antel Bicentenario. Ganando; y jugando con 10 desde los 28´.
RADIO MALDONADO estuvo en el centenario y este es el relato de Luis Morales y los comentarios de Mauricio Moreno.