08 febrero 2011

CON LA FRENTE EN ALTO

* FÚTBOL:
Pese al esfuerzo físico realizado, al corazón que se puso en cada jugada para concretar un resultado histórico, Liverpool se despidió de la Copa Santander Libertadores al caer derrotado en estadio Olímpico de Porto Alegre por 3 a 1.

El singular comienzo que tuvo el partido, con un conjunto negriazul bien plantado, jugando con pierna fuerte en la mitad del terreno, sumado al golazo que fuera concretado por Emiliano Alfaro a los 35 minutos hizo soñar con una noche mágica para los uruguayos.
Sin embargo, además de que el marcador no se pudo mantener por mucho tiempo, producto de un nuevo error defensivo en un centro aéreo (como había ocurrido en el partido de ida en el Centenario), el conjunto que orienta Eduardo Favaro terminó pagando las consecuencias por la tarjeta roja que recibió el buen volante Michel Acosta.
A partir del momento que el juez argentino Sergio Pezzotta le mostró el cartón al corpulento futbolista, se vino el mundo abajo.
O mejor dicho, se esfumaron las posibilidades de dar un gran cachetazo a un escenario que fue colmado por los "gaúchos".
Impulsado por su afición y con la singular capacidad de explotar como se deben los espacios, Gremio golpeó a Liverpool.
Y lo hizo fuerte, de manera contundente.
Dos veces, como para ponerse a cubierto de cualquiera macana en su retaguardia, la que volvió a exhibir grietas considerables, especialmente cuando Maureen Franco o el propio Alfaro encararon con pelota dominada.
O cuando Hernán Figueredo sacudió la cintura y metió buenos pases a espaldas de los zagueros.
Claro, ya no era lo mismo para Gremio tener que ir a combatir contra muchos guerreros uruguayos y tener que cuidarse de los peligrosos atacantes.
Al negriazul no le quedó más remedio que protegerse, resguardarse lo máximo posible a la espera de una buena oportunidad.
Por más que hubo rebeldía y se intentó recomponer el partido, el cansancio empezó a aflorar en las piernas y las ventajas fueron cada vez más grandes para los dueños de casa.
Hubo menor contacto con la pelota, mayor acento en el pelotazo largo para tomar un respiro del acoso gremista y se esfumaron como por arte de magia las chances de ser el agua fiestas.
Por otra parte, merced al enorme despliegue que llevó adelante Vinicius, Gremio terminó dando vuelta un partido que lo tuvo algunos minutos en jaque.
Da pena que haya terminado la actuación de Liverpool, especialmente por la manera en la que todos los jugadores se entregaron en la cancha.
Pero estaba cantado que no se podían dar ventajas y jugar con diez ante un brasileño es quedar sentenciado.
Estos son los goles del partido Relatados por Luis Morales y Radio Maldonado como unico medio presente de Uruguay.